Cómo cuidar las rosas azules

Desde que se han conseguido comercializar las rosas azules, se han convertido en las auténticas estrellas dentro de la familia de estas flores. No sólo suponen un buen regalo, sino que pueden llegar a significar algo más.

rosa-azul-hd-wallpaper

Cuando regalamos un ramo de rosas azules, o una sola, que también es bonita por su extraordinario color eléctrico, demostramos admiración por el receptor, pero en el caso de recibir nosotros la rosa azul, somos considerados especiales para quien nos la ha enviado.

Si nunca hemos recibido una rosa, seguramente hayamos escuchado que son flores delicadas y que en nuestra casa durarían poco tiempo, y seguramente habremos recibido consejos para mantenerlas frescas el máximo tiempo posible.

Hoy vamos a aprender a cuidar las rosas azules para que podamos lucirlas en casa durante un buen tiempo y en buen estado. Es por esto, que te enseñamos una serie de trucos al respecto.

Las claves para cuidar las rosas

Debemos tener presente que una cosa es tener un rosal en el jardín, y otra es tener dentro de casa un florero con una rosa cortada. Nosotros nos centramos en el segundo caso para intentar prolongar el tiempo de vida de nuestra rosa, y mantener la armonía entre la rosa azul y nuestro hogar.

Por otro lado también es importante ser conscientes que en el momento en que tenemos una rosa cortada, su tiempo en vida está siendo acortado por esto suelen durar tan poco antes de secarse.

imagen[1]-415618

A partir de las siguientes sugerencias o técnicas, aprenderás a alargar al máximo el tiempo de vida de una rosa azul cortada. No te los pierdas a continuación:

  1. En el caso de cultivar nuestras propias rosas azules como hemos enseñado en otro artículo, debes regarlas la noche anterior antes de cortarlas y anotar cuáles son las mejores para cortarlas al día siguiente. Lo ideal es seleccionar aquellos capullos de rosas que están entre un tercio y la mitad abiertos.
  2. A la hora de preparar el florero, debemos asegurarnos que está bien limpio y nos encargamos personalmente de limpiarlo a fondo.
  3. Es muy recomendable adquirir un conservante para rosas en polvo que encontrarás en cualquier vivero de tu localidad, o incluso por Internet. A la hora de llenar el florero de agua, utiliza agua destilada o blanda, ya que el agua del grifo no es muy sana para las rosas, y más dependiendo de la zona dónde nos encontramos.
  4. Si tienes el rosal, debes cortar la rosa por encima de una de las ramas de cinco hojas, lo más justo posible, y cortas todos los tallos a excepción de los que están más arriba. Recomendamos que realices el corte de las rosas por la mañana.
  5. Depositas los tallos en un balde con agua. De mientras, preparas un recipiente con agua muy caliente y sumerges los tallos a una profundidad aproximada de 6 milímetros.
  6. Dejas pasar el tiempo hasta que el agua consigue la temperatura de ambiente y preparas el florero con agua tibia, un poco de conservante del que hemos hablado, y unas gotas de lejía.
  7. Ponemos las rosas en el florero y dejamos que les toque la luz solar, pero sin que se encuentren en zonas de mucho calor. Durante la noche, es recomendable que las rosas las coloques en el refrigerador o en las zonas más frías del hogar.

Con estos sencillos pasos podrás hacer que tus rosas azules duren mucho más tiempo del que durarían en el caso de no seguir ninguna técnica en especial.

Sergio

Deja tu comentario