Creando rosas azules en casa

Las rosas azules dan un toque único a los ramos o a los adornos, más allá del significado que le podemos encontrar a una rosa azul, como ya hemos visto en alguna ocasión, así como la situación por la que regalamos una de estas rosas o un ramo a alguien.

ROSAS AZULES

Ciertamente las rosas azules tienen un valor añadido y es que no son naturales, sino que sus genes han sido modificados con el fin de adquirir la pigmentación azul, que les hace tan atractivas y características.

Si no queremos tener que invertir más dinero en unas rosas azules, o bien disponemos de rosas ya compradas, pero queremos que pasen a ser azules, te enseñamos un truco para que puedas crear tus propias rosas azules en casa, con un mínimo esfuerzo.

Cómo hacerlo paso a paso

Debemos tener presente que en este caso, lo que vamos a hacer es convertir una rosa blanca en una rosa azul, y el proceso que llevaremos a cabo no es el mismo que se utiliza para el cultivo de las rosas azules en grandes cantidades.

De este modo, deberemos repetir el proceso por cada rosa azul que tengamos, ya que no podremos cultivar estas flores manteniendo el color azul sin repetir los pasos una y otra vez. A continuación te indicamos lo que debemos hacer:

  1. Cogemos un florero de plástico dónde depositaríamos las rosas en cuestión y lo llenamos de agua hasta ocupar dos tercios del mismo.
  2. Añadimos en el agua dos o tres cucharadas de colorante alimenticio. En nuestro caso, será el azul para conseguir las rosas azules. Ten en cuenta que cuánto más colorante añadas, más intenso será el color resultante. Mezcla un poco con una cuchara de plástico para que el colorante se reparta por todo el agua.
  3. Adquirimos rosas de color blanco, la cantidad que queramos tener que finalmente se transformarán en rosas azules.
  4. Colocamos las rosas blancas en el florero, manteniendo los tallos sumergidos y las rosas en sí por encima del florero.
  5. Dejamos reposar las rosas blancas en el florero durante dos días (48 horas), para que vayan absorbiendo el agua con colorante alimenticio.
  6. Verás como a medida que pasa el tiempo las rosas blancas van transformándose en rosas azules. Puedes retirar las rosas del florero para colocarlas en un sitio mejor y más bonito.
  7. Añades de nuevo agua al florero nuevo y una cucharada de azúcar para que las rosas azules aguanten frescas un poco más de tiempo, luciéndose en tu hogar.

Con estos sencillos pasos conseguirás crear rosas azules en tu casa, es importante que las rosas que compres sean blancas ya que de este modo el colorante alimenticio tendrá un papel protagonista.

Rosa_azul

Por otro lado hay que tener en cuenta que el colorante puede manchar, de modo que no es recomendable seguir esta técnica para la elaboración de un ramo destinado a una boda por ejemplo.

Puede que el resultado no sea tan impresionante como las rosas azules que podemos encontrar en las floristerías, pero hemos seguido unos pasos sencillos y divertidos para hacer nuestras propias rosas azules en casa.

Sergio

Deja tu comentario