Cultivar rosas azules

Las rosas son unas de las flores más bellas y apreciadas por el ser humano. Con el paso del tiempo se han popularizado las rosas de diferentes colores y entre las que llaman más la atención se encuentran las rosas azules.

rosas_azules_p

Evidentemente las rosas azules no son naturales ya que no cuentan con pigmentos azules a no ser que el ser humano ponga la mano para modificar dichas flores. Esto hace que se considere una rosa más exclusiva que otras, y tengamos que pagar más por ella.

Pero, ¿y si pudiéramos cultivar rosas azules en casa? De hecho podemos, y es por esto que nos centramos hoy en el cultivo de estas flores. Te enseñamos a través de unos sencillos pasos y el material que necesitas, cómo cultivar rosas azules en tu terreno.

Pasos a seguir para cultivar rosas azules

Lo que demos hacer primero es invertir en el Aplauso, una rosa azul que ha sido genéticamente modificada y tiene la patente de una empresa japonesa. Podemos hacernos con cargamento de rosas azules, que servirán para iniciar nuestro cultivo de rosas en el futuro.

A partir de aquí los pasos a seguir para cultivar nosotros mismos las rosas azules son los siguientes:

  • Elegimos una zona con sol frecuente y que el suelo esté bien drenado, y es donde plantaremos las rosas azules en primavera. Antes de plantar los rosales pero, debes colocarlos en remojo por completo entre 12 y 24 horas con el fin de que recuperen la humedad.
  • Echamos abono en la tierra y para ello podemos ayudarnos con un azadón o la cosechadora rotativa mismo.
  • Es hora de plantar los rosales a no más de 91 centímetros de profundidad y realizamos hoyos de unos sesenta centímetros de ancho en el pie de cada planta.

013

  • Añadimos tierra en cada hoyo que hemos hecho y creamos montículos de aproximadamente treinta centímetros. Colocamos una rosa azul en cada montículo, habiendo aireado las raíces.
  • Cubrimos las raíces con tierra y las regamos con abundancia. Debemos regar la tierra con manguera a partir de la cuarta semana tras la siembra. El lecho de rosas debe ser rociado cada dos semanas a primera hora de la mañana.
  • En junio empezarán a florecer las primeras rosas azules y es cuando las cosechamos. Cortamos sus ramas de la mitad a un tercio  y así podaremos tras el transcurso del verano.

Debemos tener presente que si las rosas naturales son frágiles y sensibles, las rosas azules tampoco son para menos. Debemos tener paciencia y respetar el riego, así como los periodos de cosecha y poda correspondientes a cada temporada concreta.

El hecho de cultivar nuestras propias rosas azules hará que tengamos una reputación que no todo el mundo puede tener. Realmente podremos regalar o vender rosas azules a quien queramos, siempre que mantengamos el cultivo en buen estado y no tengamos que encargar de nuevo un cargamento de rosas azules para empezar de nuevo.

Al terminar la cosecha, verás lo que significa conseguir rosas azules de tu tierra y de tu propio sudor. Puedes aprender a cosechar cualquier tipo de rosa, y si combinas colores pasas a un nivel superior.

Sergio

2 Comentarios

Deja tu comentario