Recortar rosas azules para floreros cuadrados

Las rosas azules son unas de las flores más bonitas para exhibir en nuestro hogar, pero también suponen un regalo ideal para los nuestros. Es por esta razón que no sólo debemos mostrar interés en realizar un buen corte de su tallo, sino que además deberíamos preocuparnos para poder acomodarlas en floreros cuadrados, consiguiendo un bonito resultado.

550970rosaazul

A la hora de exhibir flores, podemos optar por muchos tipos de floreros o recipientes, pero si lo que queremos es dar un toque de estilo, el florero cuadrado de cristal es ideal para nuestras rosas azules.

Las rosas azules son flores delicadas y como ya hemos visto en este blog, contamos con diferentes técnicas para asegurar que se exhibirán conservando su máxima frescura durante mucho tiempo. Además también hemos indicado cuál es la frecuencia con la que debemos cambiar el agua de nuestras rosas azules.

Hoy pero nos centramos en cómo recortar de forma adecuada nuestras rosas para poder adaptarlas a la perfección en los floreros cuadrados, dando un toque de estilo y mejorando la presentación todavía más, ya sean para regalar o para colocarlas en nuestro propio hogar.

Adaptar las rosas azules al florero cuadrado

Lo que debemos hacer primeramente es sostener el tallo más alto de la rosa azul cerca del florero cuadrado. Lo ideal es que la rosa más grande sea el doble de larga que el propio florero y en el caso de no contar con suficiente altura, podemos acompañar las rosas azules con espigas o follaje decorativo para complementar el florero.

Nos disponemos a cortar el tallo de la rosa formando un ángulo de unos cuarenta y cinco grados, y lo tenemos que hacer o con un cuchillo afilado o bien con las alicates de jardinero, para garantizar un corte limpio. Esto hará que las rosas puedan nutrirse fácilmente del agua del florero, alargando el tiempo de vida en estado fresco.

Ahora removemos las hojas del tallo que han quedado dentro del florero con el cuchillo o bien con nuestros propios dedos. Debemos evitar que las hojas se sumerjan ya que estas se marchitarán y darán lugar a bacterias en el interior del agua limpia.

rosas_azules_p

Por último, toca remover las espinas con un cuchillo afilado pasándolo a lo largo de todo el tallo. Las espinas más gruesas puedes retirarlas apretando fuerte con el dedo pulgar hacia arriba para partirlas.

Con estos sencillos pasos obtendrás un resultado muy logrado en tu hogar, ya que más allá del diseño y estilo que desprende el florero cuadrado, tus rosas azules presentarán un aspecto atractivo.

Es importante tener en cuenta que una vez se han colocado las rosas azules en el florero, debemos seguir con su respectivo mantenimiento, cambiando el agua del florero cuando corresponde y optando por conservante en polvo como ya hemos indicado en otro artículo, incluso pudiéndolo fabricar nosotros mismos en casa.

Piensa pero, que el hecho de haber cortado las rosas es inevitable que en cuestión de unas pocas semanas terminen marchitándose, lo único que podemos hacer es recurrir a las técnicas indicadas para alargar su tiempo de vida.

Sergio

Deja tu comentario